lunes, 2 de junio de 2008

LA CRISIS EDUCATIVA EN GUATEMALA

Que ocurre con la juventud en Guatemala, que se puede hacer para provocar un cambio de actitud en la juventud chapina (guatemaltecos). Partiendo de mi experiencia docente en un instituto de educación secundaria he tenido la posibilidad de observar la actitud de la mayoría de estudiantes, a quienes no parece importarles ni el contenido, ni el desarrollo y tampoco la utilidad de la formación que se les imparte. Los adultos buscamos respuesta a este y una serie de fenómenos que observamos constantemente, el asunto está incidiendo en las aulas, pero la raíz del problema se encuentra en casa. Es un proceso hábilmente oculto, a través del cual se esta limitando la mente o dijéramos la capacidad de pensar de los estudiantes en los niveles preuniversitarios y probablemente en muchos de los universitarios. Este fenómeno no es reciente, tampoco es exclusivo de nuestro país, ha sido diseñado y ejecutado por los publicistas de los países desarrollados, quienes aprovechándose de la falta de conocimiento de la juventud y de los adultos, promueven la mediatización de los potenciales consumidores de sus productos.

Que nos mueve a argumentar que parte del problema esta en casa? los niños y los adolescentes de la actualidad son tan hábiles con el uso de las máquinas y los juegos electrónicos, que ocupan valiosa parte de su tiempo entretenidos, digámoslo así; la realidad es que ocupan su tiempo que es valioso porque corresponde al que deberían de ocupar en sus estudios o en sus lecturas. Cuantos padres hemos sido sorprendidos en nuestros hogares, con nuestros hijos, a quienes autorizamos el uso excesivo de juegos electrónicos y de la televisión como medios de entretenimiento. El desarrollo de la ciencia y de la técnica es bueno y debe aprovecharse al máximo, pero el abuso en el uso de los medios audiovisuales y en los medios informáticos está limitando el desarrollo intelectual de la juventud.

La crítica y los comentarios acerca de los problemas nacionales ya no se observan entre los jóvenes, ahora es mas común escuchar conversaciones sobre los partidos de fútbol, de la novia, de asaltos y del acontecer rutinario, etc. Las fiestas y desvelos de fin de semana conducen a la juventud a los lugares propicios para fomentar el desprecio a los valores, los estridentes ruidos provocados por la música sin armonía, el alcohol y las drogas están terminando de embrutecer la hábil mente de la juventud chapina.

Lamentablemente, ya sea en los salones de clase o en la calle, no hay reacción adecuada, debido a que la apatía por el conocimiento provoca el rechazo por la lectura, y el amor a lo visual a lo práctico o sencillo que no requiere de un esfuerzo mental está ganando terreno. Por consiguiente, se reduce la capacidad de análisis y de síntesis en los jóvenes y parafraseando un poco lo que dijera un escritor guatemalteco, el doctor Mario Roberto Morales en su discurso de ingreso a la Real Academia de la Lengua, los medios audiovisuales están provocando el intelicidio, lo cual debe interpretarse como la muerte de la inteligencia.

El amor al arte, a la filosofía, a la lectura en general son poco comunes en los jóvenes guatemaltecos del siglo XXI, en los ambientes laborales la tecnología es cada vez más indispensable, y eso es lo que más se enseña en los centros educativos, en especial en las instituciones de carácter técnico. Las humanidades y las ciencias sociales están sufriendo un desplazamiento casi obligado, debido a la necesidad de aprender un oficio para subsistir en un sistema que ofrece pocas oportunidades, y también por la influencia de los medios de publicidad y el marketing. Lastima grande que la falta de lectura este limitando la capacidad de pensar y de actuar en los jóvenes de nuestra linda Guatemala. Hace falta buscar soluciones a esta problemática, usted que opina?
Lic. Nicolás Betancourth, Economista

8 comentarios:

Anónimo dijo...

A manera de pregunta esta bien lo indicado, pero respecto a la causa hay que identificar los factores estructurales que determinan esa realidad, respecto a la cual contribuye:

El rezago o debilitamiento del Estado (a nivel jurídico e institucional).
En el aspecto jurídico resalto la necesidad de reformar la Constitución, la cual fue elaborada en un contexto de estimular las prácticas democráticas, pero que el mercado o propiedad privada ha aprovechado en toda su extensión (libertad de prensa=pornografía, internacionalización de las cadenas de cable), distorción de la cultura guatemalteca de conformidad a los intereses de los propietarios de los medios de comunicación (vease Rabe, Angel González)

El papel contestarario de las entidades que integran el Estado pero están mediatizadas (institutos de investigación en la USAC).
La desintegración familiar, la cultura hedonista que promueve el consumismo.
También ha contribuído el desempleo que favorece el ocio, la indiciplina. Un desempleo que refleja en los menores de edad la vulnerabilidad de las formas artesanales de trabajo (economía mercantil simple), que creaba un proceso de inducción al trabajo para los jóvenes

Es decir, los jóvenes tienen ante sí un mundo sin esperanza.

Anónimo dijo...

Otro factor muy importante es el tiempo y amor que los padres le dedican a sus hijos, porque muchos niños salen de la escuela y se quedan jugando videojuegos toda la tarde, y los padres que hacen para notar ese problema. más sin embargo quieren que apruebe el grado pero no se fijan si cumple con sus obligaciones como estudiante. Practicamente no se preocupan por sus hijos, entoces no los quieren porque darle dinero y todo lo que desea, y no saber en que invierte su tiempo ni dinero no significa quererlo. Los hijos no solo deben de traerse al mundo. deben de cuidarse guiarlos.

Ellos son el fruto que queremos.

Anónimo dijo...

soy un padre de familia que sueño en la mejor educación para mis hijos, pero encuentro el problema de no tener las oportunidades para escoger por lo tanto no me queda de otra de conformarme con lo que hay.
creo que aparte de los padres de familias no hay otro ser que se interese tanto por la calidad de la educación de sus hijos, cuando ni siquiera del papá esta interesado entonces quien. Antonio cali. mayaart5@hotmail.com

Anónimo dijo...

Hay una frase muy común que reza: "crecer duele"....cuando nos referimos a que cualquier tropiezo o desencanto de la vida nos enriquece y nos hace crecer...pero la realidad educativa en Guatemala reprenta la antítesis de esta declaración: "Duele no crecer". Soy madre de tres hijos, y veo cada día esos ojos de esperanza, y eso me alienta y me anima para seguir luchando por ellos....finalmente, debemos aceptar que somos nosotros los padres los directamente responsables de la educación de nuestros hijos, debemos retornar a nuestra esencia como personas y como guatemaltecos, para extraer nuestros valores, que son fundamentales para lograr la trascendencia como persona.
Y no olvidemos que para avanzar necesitamos EDUCAR.

Anónimo dijo...

Soy maestra de eduación pre-primaria y considero que esta etapa es muy importante en la formación de los chicos y las chicas, ya que además de ayudarlos en su desarrollo evolutivo, podemos inculcar y formentar: 1ro. hábitos de estudio(despertar el gusto por la lectura), 2do. formas de actuar y comportarse y 3ro. valores en beneficio para si mismos y para los demás, pero también estoy consciente que la educación va de la mano con los padres de familia, ya que ellos tienen el título de PRIMEROS EDUCADORES, así que es importante trabajar juntos para el bienestar de nuestros futuros jóvenes. También es importante resaltar que la educación debe ser continua y en cadena, así que es importante que la educación pre-primaria, primaria, básica y diversificada sigan una misma línea de trabajo, tener una meta y trabajar por alcanzarla...... lograr mejores ciudadanos guatemaltecos..... orgullasemente chapin.,

Chispudita dijo...

Ciertamente he visto cientos de adolescentes y jóvenes desmotivados en las aulas donde imparto docencia, de secundaria y universitaria. Y también he visto docentes desmotivados por bajo salario, impuntuales, que no califican objetivamente, y otras faltas a la ética. Yo procuro luchar contra la adversidad, para formar reacción en cadena positiva, que aunque sea una simple ilusión, me mantiene satisfecha en mi trabajo diario.

Anónimo dijo...

Gracias por comentar en este espacio, les agradezco sus aportes

Anónimo dijo...

Para que esto cambie y la educación sea de calidad debe realizarse un esfuerzo grande entre padres, educadores y por supuesto alumnos. Para que nuestro país prospere tendremos que caminar de la mano todos y luchar, ya que se cuenta con poco apoyo a la educación de nuestros ilustres gobernantes